DM

SM, 1970
ENX, 2020
HW, 2007
Albert Frey
AT, 1970
Zabriskie Point, 1968
AG, 1970
Niki de Saint Phalle
SM, 1970
LE, 2022
Martin Mendizábal
ME
SCH/B, 2022
Jimi Hendrix
FL, 2009
Cortazar, 1970
AG, 1970
Process · LE 2023
DR, 2009
Pier Paolo Pasolini
NG I, 2010
Rocky Horror Picture Show, 1975
HG
CH, 1970
RZM, 2020
MT, 2007
PL, 2022
John Lautner
GW, 2006
JCC, 2014
NG II, 2020
Antonioni + La Cupola
HO, 2014
Jorge Michel
ML, 2018
MU, 2011
JP, 1970
HC, 2023
MT, 2007
Jean Tinguely
TDP, 2021
MF, 2012
Casa Malaparte, 1943

Su boca
se estira
hacia los lados
para escuchar
la lengua encabritada
que salta
entre
los dientes
petrificados
por la ondulada melodía
desatada
por la mirada
animal.
Mentol!!!
Clama el dueño de la lengua
apabullado
por la espontaneidad
irreprimible
y se come
un cachetazo
de la monja!

JPB, 1970
Blow Up, 1966
AM, 1970
Dario Argento, 1970
3H
SM, 1970
En 1990 Diego Montero era un joven arquitecto porteño para quien Punta del Este había sido siempre un lugar de vacaciones y donde había empezado a hacer algunas obras dispersas desde el año 80. Casi todas pequeñísimas rusticas y elementales, pero con un sentido del lugar y del savoir vivre muy personal y característico que poco a poco fue ganando cultores y adeptos. Hoy, cuando ya hace más de 20 años desde que se instaló definitivamente con su familia en Manantiales, es prácticamente imposible hacer más de dos cuadras por esa angosta franja sobre el mar que va desde el puente de La Barra hasta Jose Ignacio sin cruzarse con alguna casa u obra suya. Y si bien es cierto que el mero aspecto cuantitativo es impresionante – desde el año 90 ha construido un promedio de entre diez y quince casas por año – tal vez sea más interesante aún el hecho de que muchas de sus obras (como el restorán Los Negros, en José Ignacio, o más reciententemente el hotel de Garzón, ambos de Francis Mallmann) hayan sido la piedra fundacional y el motor de arranque para desarrollos posteriores.
In 1990 Diego Montero was a young architect from Buenos Aires, for whom Punta del Este had always mostly a holiday destination. A place where he had built a handful of houses, with a very unique sense of place, that were slowly gathering a cult following. Now, more than 20 years after he decided to make that area his permanent residence, it's virtually impossible to walk for more than a couple of blocks, along that narrow strip between La Barra and Jose Ignacio, without bumping into one of his houses. Aside from the impressive volume of his output – he has bult an average of 10 houses a year over the last decade – it is perhaps more interesting that many of his projects (such as Los Negros restaurant, or more recently the Hotel Garzón, both for Francis Mallmann) have become stepping stones for developments to follow.

E-10 km 12

Sant Joan de Labritja

Ibiza 07810

Contacto

info@diegomontero.com

+598 95002 765

Costanera a la Barra s/n

El Tesoro

Maldonado 20001